Qué es el coaching - Javier Navarro Marin - Marketing Córdoba / Lucena / Puente Genil
17994
post-template-default,single,single-post,postid-17994,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,overlapping_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive,stagtools
 

Qué es el coaching

Qué es el coaching

 

Vamos a definir el coaching por nonagésimo novena vez, pero en esta ocasión, vamos a intentar hacerlo sin hacer que parezca otra cosa, sin intentar que suene a panacea, a moda o a prácticas de gurú con solución idéntica a toda problemática.

 

Antes de que se me ofenda nadie, que tiendo a provocar eso (con lo majete que soy… nunca lo he entendido), voy a ser crítico con el mundillo del coaching, desde dentro y con lo que creo que debería ser una voz razonablemente autorizada, porque sí: soy coach, pero jamás he ejercido de ello… Eso sí, uso técnicas de coaching en mi trabajo y tengo que reconocer que me son muy útiles.

 

Así que como decía: siempre he sido muy crítico con el mundillo del coaching… Más aún cuando lo conocí en gran profundidad y mucho más aún cuando me titulé como Máster en Coaching bajo la firma de una prestigiosa universidad, que suena muy bien, pero ya les digo yo que es más marketing hueco que otra cosa (habrá que hacer otra columna para definir marketing hueco… ¡Así no acabamos nunca!).

 

Podríamos definir brevemente al coaching como un método o proceso para lograr alcanzar metas y objetivos a una persona o colectivo, mediante el acompañamiento de una figura externa que acompañará y ayudará a la consecución de esos objetivos.

 

En el coaching se usa para el desarrollo de habilidades, motivación y crecimiento personal y profesional

 

El coaching viene del mundo del deporte, como por su traducción del inglés podemos deducir (coach = entrenador) y aunque se dice que hunde sus raíces en la Grecia clásica, en la que ya se usaban algunas técnicas similares a las actuales, igual es “un pelín” osado eso que se ha llegado a decir de: “Sócrates fue el primer coach

 

Hay tantos tipos de coaching como actividades a las que se pueda aplicar y existen especializaciones de todo tipo: coaching empresarial, deportivo, personal, de equipos, ontológico y un muy largo etcétera. Si bien, no hay una metodología exacta, uniforme y claramente definida (uno de los aspectos más criticados habitualmente), también es cierto que hay grandes puntos en común en todas las corrientes que coexisten:

 

  • Se usa la mayéutica como base de trabajo: dicho son pocas palabras… preguntar como si no hubiera un mañana, para lograr extraer la posible respuesta del propio interrogado. Algo que como decía, ya comenzó a hacer Sócrates y que según parece, sigue funcionando igual de bien en nuestros días.

 

  • No es intervencionista: El buen coach jamás aconseja, o lo que es lo mismo, el coach no debe aportar nada de su criterio u opinión al proceso de coaching, que debe ser liderado en todo momento por quien se somete a él.

 

  • Debe estar orientado a resultados: marcados por quien decide someterse al proceso de coaching y evaluados según los criterios de valoración que previamente ha definido

 

  • Tiene como consecuencia el crecimiento: alguien que se someta a un proceso de coaching debe finalizarlo con mayores capacidades, habilidades y autoconocimiento, que cuando lo comenzó. Debe ser un proceso transformador y desarrollador.

 

  • Suele usar un modelo basado 5 pasos: observación y análisis, toma de conciencia, fijado de objetivos, toma de medidas y paso a la actuación y, por último, lo que podría ser un sexto paso: evaluación del camino recorrido y los resultados obtenidos.
  •  

Se ha tachado en no pocas ocasiones al coach de intruso en el mundo de la psicología y posiblemente así sea en muchas áreas, especialmente en las terapéuticas, en las que obviamente un psicólogo, con años de estudio intenso y reglado, especializaciones no menos intensas y una responsabilidad clínica y colegiada… Igual están más dotados para profundizar en temas en los que el coaching solo debería chapotear.
 
Dicho esto, ahora podríamos comenzar con todas las críticas descarnadas y con más o menos razón, que se vierten sobre el mundo del coaching y especialmente sobre los coach… Críticas que, dicho sea de paso, tiendo a inclinarme a compartir cada vez más, pero que también ocultan parte de desconocimiento en la materia… Pero eso mejor, con un tono más liviano y ácido… así que, habrá que hacer una entrada de blog CONTRA el coaching.

 

Gracias por leerme!

Javier Navarro Marin

Si te gustó… ¿hablamos? 

Y si te gustó mucho, comparte 

TEMAS:

Coaching,Comunicación,Éxito,Inteligencia Emocional

BLOGS:

¿Y esto qué es lo que es?

blog-esto-que-es-lo-que-es

Llevando la contraria

blog-llevando-la-contraria

Nunca discuta con un imbécil

blog-nunca-discuta-con-un-imbecil